Madres de Montevideo: Lucía

Diseño sin título-99

“Desde chica me hizo muchísima ilusión tener hijos y siempre me proyecté teniendo varios. Soy la cuarta de nueve hermanos y a mi madre siempre le gustó tener muchos hijos entonces es algo que me transmitió. Creo que el mejor tesoro es haber tenido muchos hermanos.

Por eso me gustaría replicarlo en mi vida.

Tengo tres hijos por ahora, y con la primera, Cande, tuve un proceso de parto divertido, aunque terminó en cesárea. Recuerdo las contracciones, con mi marido nos reíamos porque estaba muy dolorida y gritaba de todo un poco. Cuando nació lloramos mucho los dos porque es una experiencia única y desde entonces nunca me pude borrar la sonrisa de la cara.

Cuando era chica era muy celosa de todos mis hermanos y cada vez que nacía uno yo le preguntaba a mamá si me iba a querer menos, pero ella me decía que su corazón no se dividía como una torta cada vez que nacía un hermanito nuevo, sino que se agrandaba. Yo lo pude comprobar con mi propia experiencia. Uno a priori puede llegar a creer que no va a tener la capacidad de querer tanto al segundo hijo como al primero, pero luego de que nació mi segundo hijo, no podía creer lo que quiero a cada uno de ellos.

Cuando uno es chico no se imagina lo que significa ser madre, no se da cuenta a veces de todas las menudeces del tema, como la falta de sueño, pero aunque estás a mil, conseguís energía de donde sea.

Soy muy rutinaria, a la mañana me gusta hacer ejercicio, entonces llevo a la rambla a mis hijos en carro. Luego van al jardín, los voy a buscar para merendar, juegan un rato, los baño, les leo un cuento y se van dormir. No ven tele ni ninguna pantalla, salvo en lo de los abuelos los fines de semana. No quiero que vean pantallas, porque creo que van a tener momentos de usarlas en el futuro, y está bueno que utilicen la imaginación. Quiero estimularles la lectura, el dibujo, el compañerismo entre ellos y que miren a los ojos.

El consejo para las mujeres es que no se achiquen por los desafíos profesionales. El mayor desafío creo que es compatibilizar la familia con lo laboral.  Hay que tratar de hacer ambas, porque aunque evolucionemos no hay que dejar de lado formar una familia”.

Comentarios