Mujeres de película: Hanna

Diseño sin título (3)

Cuando Alemania entra en la posguerra, Hanna conoce a Michael en las calles de Neustadt. Ella tiene treinta y cinco años y él quince. A pesar de la diferencia de edad, deciden adentrarse en un romance sin pensar que el futuro los sorprenderá.

“Cuanto más sufro, más amo”

Hanna es una mujer seria pero atrevida. Recibe de su amante mucho más de lo que pensó. Entiende que la vida, como el amor, van de la mano del sufrimiento y la desilusión.

“Solo una cosa puede completar el alma, el amor”

La película nos enseña un mensaje, no hay vida sin amor, o más específicamente, cualquier vida carece de sentido si no se amó ni se entregó a alguien. Hanna vive un romance, pero entrega su alma también. Y recibe el amor de otra alma joven y llena de esperanza, que es quien le enseña a leer. Un lector y amante que además lee sus deseos a la perfección.

“Lo que sentimos no es importante, lo único que importa es lo que hacemos”

La vida es una sumatoria de momentos donde el amor aparece de repente. Si tenemos un amor, debemos vivirlo, como Hanna nos muestra, sin arrepentimientos, porque los arrepentimientos no existen en esta vida, lo que hay es solo enseñanzas a través de cada paso.

hanna 2

El lector, 2008.

Comentarios